Pues este que os escribe y dá la tabarra por aquí tiene la inmensa suerte de ir al trabajo en bicicleta.
Tal vez en días como hoy sea duro y la tentación de coger el coche sea fuerte, pero una vez que te haces fuerte, te acostumbras y te gusta os aseguro que ya no querrás cambiar a tu compañera de dos ruedas nunca más.
Ahí van unos consejos muy útiles para ir con seguridad y evitar tropiezos!! 
 
Ciclismo

Monta en bici en la ciudad, consejos para pedalear seguro

Muévete en bici por la ciudad pero con las precauciones adecuadas,
 
La bicicleta en ciudad es un magnífico método de transporte que además te permite estar en forma. El problema es que nadie enseña a utilizar la bici correctamente. Las normas de tráfico son teoría, pero la realidad es otra y creo que es bueno recordarla. Hoy quiero compartir algunos aspectos que yo tengo en cuenta siempre que pedaleo por ciudad en distancias cortas.
 

LA CABEZA SIGUE SIENDO FRÁGIL

Sé que el casco no es obligatorio en ciudad para mayores de 16 años, pero yo lo utilizo siempre, siempre. No entiendo que debamos proteger la cabeza en carretera y en ciudad no. Yo la valoro igual. El motorista lleva casco siempre, el ciclista debería hacerlo también. Hay modelos como este de Closca que se pueden plegar y permitirte llevártelo a tu trabajo sin ocupar apenas espacio.

Si llevas falda, que no sea larga o amplia, hay que evitar que se enganche en la rueda o en la cadena, también en cualquier zona por la que pasemos.
Los guantes y las gafas ocupan poco espacio y pueden convertirse en tus grandes aliados. Gafas para evitar una piedra lanzada por un coche, un insecto a gran velocidad o ser deslumbrado de sol… algo que puede provocar que pierdas control. Los guantes mejoran el agarre y en caso de caída tus manos lo agradecerán.

PISA BIEN EL ACELERADOR

Al igual que un coche es complicado acelerar o frenar con determinado calzado, en la bici ocurre lo mismo. Debemos llevar una calzado apropiado para no resbalarnos al pedalear y evitar caernos. Las chanclas, los tacones o zapatos que tengan una base sin goma no son recomendables. Hay mucha gente que dice “yo estoy acostumbrado y no tengo problema”. Acostumbrarnos a algo no significa que sea lo correcto o que lo estemos haciendo bien, únicamente que estamos habituados a hacerlo mal. Si después tienes una reunión de trabajo importante, no dudes en llevar tus zapatos elegantes en una mochila y cambiarte al llegar.

Recuerda la ténica de conducción en bici por ciudad

usa la bici por ciudad y suma&fisiomuro

usa la bici por ciudad y suma&fisiomuro

LA ELECTRÓNICA PARA OTRO MOMENTO

La bici puede ser eléctrica, pero nada más. Olvídate de cascos de música, teléfonos móviles y otros dispositivos que puedan hacer que te distraigas o que no oigas las indicaciones de agentes o claxon de los vehículos. Nada de nada, ni siquiera un auricular puesto y el otro quitado, debes oír bien por tus dos oídos. Si quieres grabar o hacer fotos, para eso tienes las cámaras que van sujetas al manillar.

DALTÓNICO SOBRE LA BICI

Mucha gente no duda en respetar el semáforo en rojo cuando conduce su coche, sin embargo sobre la bici se convierte en daltónico. El rojo es para todos, también para los ciclistas. Que la bici sea más pequeña y manejable no significa que podamos obviar las señales de tráfico. Detente en la parte derecha y no te quedes en medio, no eres una moto. De esta manera los coches no te pasarán por cada lado poniendo en riesgo tu integridad. En el lateral podrás ir cogiendo velocidad poco a poco.

SACA EL BRAZO

Recuerda que sobre la bici, los intermitentes son tus brazos. Siempre que te vayas a detener o girar a izquierda o derecha, indícalo con tu brazo. Los vehículos lo agradecen y tú ganas en seguridad. Es preferible que vayas un poco más despacio pero indiques tus maniobras. De nada sirve llegar antes a los sitios por ir a gran velocidad y que esta te impida soltar la mano del manillar.

PASO DE CEBRA, NO DE BICI

El ciclista no puede cruzar montado un paso de cebra, al igual que tampoco podría un motorista. Tampoco puede ir montado en bici por la acera, algo muy peligroso. Muchas veces para cambiar de sentido o cruzar a la calle de enfrente el ciclista utiliza el paso de cebra o la acera, algo que está prohibido y multado con 200 €. La única forma para poder cruzar, siempre que no haya paso específico para ciclistas, es con tu bici en la mano. Caminando como cualquier peatón, pero empujando tu bici. Recuerda, no es solo por la multa, también por el daño que puedes causar a otros peatones.

LUCES NO SOLO EN NAVIDAD

Siempre comento que ojalá hubiera descubierto antes lo magnífica que es una luz trasera para bici. En alguna época se podría haber pensado que era de “dominguero”, yo diría más bien que es de inteligentes. La luz roja trasera, incluso de día, es fundamental para llamar la atención de los conductores y que estos desde lejos tomen precauciones con el ciclista. No escatimes en esto, llevar una bici cara o unas gafas de campeón del mundo y después comprar una luz que apenas alumbre…no tiene sentido. Ni que decir tiene que al caer la noche, la luz frontal también es obligatoria y necesaria. No solo para ver, también para que te vean. Por la noche un chaleco reflectante hará el resto. No busques “postureo”, busca seguridad.

AL TALLER

La mecánica de tu bici también te ayudará a evitar accidentes en ciudad. Ruedas hinchadas para evitar reventones o que el neumático no agarre. Transmisión cuidada para que la cadena no se rompa y provoque una caída. Los frenos funcionando como la seda son tus ángeles de la guarda. También busca una bici de tu talla y con medidas correctas. No llegar bien al suelo, a los frenos o a los pedales…puede ser motivo de accidente.

OTRAS NORMAS QUE NO ESTÁN EN LOS LIBROS

Al principio os comentaba que las normas de circulación son teoría, pero que al salir a la calle debes tener en cuenta la realidad para evitar accidentes. Aunque tengas preferencia, para. Aunque el ceda el paso sea para el vehículo en esa calle, tú aminora la velocidad por si acaso e imagina que no te han visto. Desconfía para minimizar posibles accidentes.

El carril bici es para ciclistas, pero no siempre se respeta. Vete con mil ojos y espérate cualquier cosa: un perro suelto o atado con cuerda larga, gente caminando, carritos de bebé… No te relajes por ir por tu carril, debes permanecer atento a cualquier imprevisto.

Intenta no pasar muy pegado a los coches aparcados y anticipa tu mirada a su interior. Si ves gente dentro, aléjate…pueden abrir la puerta sin mirar y darte un buen golpe. Pasa lo mismo con los coches aparcados que deben salir marcha atrás. Si pasas muy cerca y salen sin mirar o sueltan demasiado el embrague, te pueden dar un buen golpe.

Recuerda:

La bici es fantástica para estar en forma y moverte por ciudad, pero debes respetar las normas de circulación y abrir os ojos más de lo normal. Si mantienes el equilibrio sobre la bici, también lo tendrás en tu vida.

 

DESDE SPORTLIFE

25/04/2018

Si puedes, en ciudad monta en bici: 11 Consejos para ir seguro

Pues este que os escribe y dá la tabarra por aquí tiene la inmensa suerte de ir al trabajo en bicicleta. Tal vez en días como […]

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Se usan para saber si ya aceptaste nuestras políticas y para servir más rápidos los contenidos.

gdpr, analytics

Cookies de terceros

Usamos cookies de terceros en las que se almacenan externamente para conocer tus usos de navegación, si ya estás suscrito al boletín y los elementos compartidos en redes sociales

mailchimp

Gestión de Consentimiento

Other